Good old days

Beverly Hills, California. 1972. Durante una sobremesa once hombres poco acostumbrados a posar fijan su mirada en el objetivo. Nunca antes los haluros de plata revelaron tanta genialidad. Jamás volverían…