Fitness. ¡Vamos a correr!

images

¿Cuando escuchas la palabra correr te imaginas sesiones pesadísimas que te quitarán el tiempo y toda gana de hacer cualquier otra actividad? ¡Tranquilo!, correr es una de las actividades más sencillas y placenteras que puedes realizar para mantener una vida saludable. Además de proporcionarnos beneficios como mantener el cuerpo en forma, disminuir el riesgo de ciertas enfermedades, generar
 y fortalecer los huesos, es una actividad que puedes realizar en el horario y lugar que más te convenga.

Antes de comenzar, ¿qué ropa debo usar?

Vestirse adecuadamente para correr no implica tener que ir a la tienda y gastarte una fortuna; sólo necesitas saber qué prendas y calzado son  perfectas para ti, así, dentro de las múltiples marcas y precios, podrás escoger las que más te convengan. No olvides usar protector solar, gorra o incluso manga larga para evitar el daño solar.

Camisetas: En sí, cualquier camiseta con la que te sientas cómodo sirve para correr, pero debes tener en cuenta que aquellas hechas de algodón tienden a absorber más el sudor, haciéndolas más pesadas, por lo que te recomendamos conseguir camisetas de tipo transpirable, éstas te ayudarán a mantenerte seco durante tus entrenamientos. Así mismo, evita prendas con costuras o resortes que te puedan lastimar u ocasionar rozaduras, lo que menos desearás es que tu rutina de ejercicio se vuelva todo un infierno.

¿Pantalones o shorts?: Cualquier prenda que se ajuste bien a ti y te permita libertad de movimiento es la ideal. De la misma forma, aconsejamos evitar el uso de prendas hechas con algodón. Te recomendamos el nylon, que es un tejido bastante versátil que te proporcionará comodidad.

Calzado: No es necesario que consigas los tenis que utilizó Bolt para ganar en las olimpiadas. El calzado correcto para una persona puede ser el incorrecto para otra, por lo que lo mejor es que acudas a una tienda especializada en la venta de calzado deportivo y te pruebes varios modelos, aquellos con los que te sientas más cómodo serán los indicados.

Empecemos a correr. El calentamiento.img

Antes de correr es indispensable hacer un calentamiento adecuado. Las pulsaciones se acelerarán de 70-80, a 160–170, y es necesario que los vasos sanguíneos de los músculos lleguen a un nivel óptimo de funcionamiento. Además de que calentar mejorará la coordinación, la elasticidad, la concentración mental y, muy importante, evitará lesiones.

Recuerda caminar/trotar al menos 5 minutos antes iniciar la carrera y hacer estiramientos de cada uno de tus grupos musculares de por lo menos 15 a 20 segundos.

¡Estamos listos! ¿Cuánto debo correr?

Al principio te recomendamos salir tres días a la semana dejando siempre un día de descanso. El tiempo y la cantidad de kilómetros que debamos de correr dependerá de nuestra condición física. Te aconsejamos comenzar con intervalos de 20 a 30 minutos, o de 3 a 5 kilómetros por sesión, conforme te sientas puedes aumentar cada semana los intervalos en un 10% en tiempo o kilometraje.

No olvides que después de correr, debes enfriar tus músculos

Por último, lo ideal es comenzar a correr en un lugar que te quede cerca y que no tenga mucha inclinación, correr en un parque o en un circuito que conozcas es lo mejor. ¡Recuerda que el objetivo no es correr rápido sino disfrutar la carrera!

Commentarios

commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.