El idiota del pueblo: Leninguer Carballido Morales

Los políticos ilustres de la nación siguen dando de qué hablar semana con semana; cuando creíamos que no iba a haber idiota del pueblo esta semana por estar un tanto floja, nos cae del cielo este caso que Carlos Trejo se hubiera postulado para investigarlo.

Leninguer Raymundo Carballido Morales (que pinche nombre) fue electo edil de San Agustín Amatengo en las pasadas elecciones; ganó en una contienda “justa” sin tantas anomalías, con sus simpatizantes y acarreados; le ganó al candidato del PRI y otros por ahí que ni figuraron realmente; hizo bien las cosas en campaña, prometió lo que todos prometen, se comprometió a trabajar arduamente por las personas, las mejoras se verían casi de manera instantánea y todas esas mariconadas que les salen perfectas a estos parásitos.

Resulta que a Lenin, como le dicen sus cuates, una vez electo, pues que lo agarran porque en 2010 fingió su muerte para no enfrentar un proceso por violación tumultuaria, y como a un muerto no se le puede hacer juicio más que el histórico, pues la libró. Pero es tan, pero tan, pero tan pendejo y tan ambicioso que, por qué no, tres años después compitió PÚBLICAMENTE por un hueso, haciéndose el desentendido y creyendo que nadie se iba a dar cuenta del asunto este, que nadie se iba a acordar que este guey ya estaba muerto; tal vez pensó, me hago edil, me dan fuero, me la pelan. Pensamiento del político mexicano. ¡Bien por ellos!

La noticia salió hace varias semanas, justo cuando se estaban repartiendo los estados entre los partidos, pues era un tema para la revista Insólito, el “Alcalde Zombie” había ganado las elecciones después de declararse muerto. Cuando este animal se dio cuenta que lo habían cachado, pues como buen político mexicano, salió corriendo a esconderse en las faldas de mami, huyó cobardemente. El PRD, partido altamente democrático en cuyas filas ya se encuentra un narco diputado protegido por el propio Encinas (¿se acuerdan de un tal Godoy Toscano?) ahora también cobijó a este animal y lo postuló, lo arropó, lo protegió durante la elección, le dio su lechita y por supuesto presupuesto.

Pero ahora que salió a la luz el problemita este, pues el partido parece que ya se deslindó y dice como siempre, que no van a proteger a delincuentes, aunque entre sus filas haya varios; incluso declararon que no lo dejarían tomar posesión del hueso, del puesto, del cargo, como quiera llamarle, para no afectar más su ya tan afectada imagen. Los procesos para la selección de candidatos en el PRD deben de ser bien rectos, transparentes, donde los documentos, currículum, años de servicio han de ser tomados en cuenta para elegir a sus representantes; seguro le pidieron su carta de antecedentes penales, ¿verdad? sino ¿de qué otra forma se les pudo pasar un muerto?, un errorcito como este lo tiene cualquiera, son nimiedades de la vida, dirá la izquierda democrática abierta y limpia.

Por supuesto que el juez que le dio su carta de muerto también ya está en el bote por pinche tranza, pero sobre todo por pendejo, un acta de ese tamaño no es cualquier cosa y menos cuando su muerto sale candidato y además es electo. En serio, nos seguimos preguntando, ¿qué tienen en la cabeza estos gueyes? ¿Caca? Parece que sí. En que cabeza cabe fingir una muerte y luego, así de huevos, salir a competir por un puesto público, sólo ellos entienden.

En fin, el idiota del pueblo lo tiene bien merecido el partido (chiquito como su ideología) de la revolución (¿neta son revolucionarios?) democrática (aunque sus elecciones internas sean todo menos democráticas) y por supuesto el tal Lenin, por ser tan imbécil y salir de ultratumba para competir por un hueso.

Como apunte fina: si se le acusó de violación, sólo esperamos que en la cárcel le agranden el hoyo, de todos modos no va a sentir nadititita de nada, ya está muerto.

Commentarios

commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.