El idiota del pueblo: EPN para no variarle

Por muy increíble que parezca, esta vez el flamante presidente no se gana el mote por decir pendejadas, no gana esta semana a lo más despreciable de la política por confundir capitales, por no saber nombres de libros, es más, ni por no saber hablar inglés. El mote lo gana por su primer informe de gobierno, ese que lo dejaría bien parado frente a la opinión pública y nos mostraría el camino a seguir durante los siguientes años.

Varias cosas lo hicieron ver un poco mal, nomás un poquito; aunque haya por ahí algunos “analistas” que dicen que fue una gran estrategia de su parte (¿de su parte?) hacer estos cambios para evitar más confrontaciones como la del 1ro de diciembre. Veamos:

1.- Cambiar de sede el informe a cada rato. Primero no hacerlo donde se debe, luego que en Campo Marte, luego que dice mi mamá que siempre no y mejor en Los Pinos, mejor hacerlo en casa pa estar más a gusto. Si no puede decidir algo tan simple, neta en manos de quien estamos para asuntos mucho más complejos.

2.- Porque según sus estadísticas y su visión del país, estamos mejor que Noruega o Suiza. No entiendo como no nos piden asilo político, o porque sus jubilados no se vienen para acá a vivir gustosamente sus últimos días de vida. Todo va viento en popa pese a la desaceleración económica, el desempleo, el crimen organizado y muchos etcéteras que los de a pie sufrimos cada día.

3.- Porque no pudo hacer frente a un grupo de maestros que se oponen a la reforma educativa. Pese a que siguen por ahí cerrando avenidas y haciendo enojar a mucha gente, Peña no ha querido solucionar el problema de fondo y solamente se ha dedicado a lavarse las manos y dejarle la responsabilidad a los que están en la cámara. La neta ¿alguien ha escuchado un argumento fundamentado del presidente a favor de la reforma?

4.- Porque por sus huevos, así nomás porque sí, decidió que el informe se cambiaba de fecha al 2 de septiembre, porque el domingo es de descanso y es intocable. Es día de ver a Chabelo, de despertarse tarde, de echar más la hueva, cómo se les ocurre hacer un informe en un día tan bello como el domingo. Pedirle eso en domingo es no tener madre. Ni Dios trabajó ese día, ¿cómo esperan que alguien comprometido con la nación lo haga?

5.- El besamanos se volvió a hacer presente a más no poder. Ok, eso no es culpa de Peña pero debemos mencionarlo. Por un lado se regresa al viejo estilo priista de lamer culos, ese estilo tan bien dominado y que tanto caracteriza al partido de la revolución. ¿Qué sería del PRI sin los tapetes humanos? El respeto absoluto de los lacayos fue lo que predominó en Los Pinos el lunes, el “sí señor, lo que usted diga señor” y un sinfín de alabanzas como si se tratara del mesías. ¿Conocerán la dignidad estos arrastrados?

Aquellos bellos tiempos priistas donde el presidente se paseaba el 1ro de septiembre por toda la capital rodeado de gente aventándole flores han pasado a la historia. Hoy Peña se enfrasca en lucir bien en la pantalla y demostrar confianza y dominio del escenario pero se espanta al primer brote de protestas. Parece que no aguanta la presión y decide hacer todo de forma distinta, a su conveniencia para evitarle pasar malos ratos.

En fin, el idiota del pueblo de esta semana lo vuelve a ganar Peña Nieto no por hacer el ridículo, para estas alturas ya hasta aburre que diga una pendejada más, sino por no tener puta idea hacia dónde vamos, por no tener claro el panorama nacional y por hacer alharaca de algo que solamente él y su equipo ven: progreso. Finalmente qué podemos esperar de alguien cuya lectura y análisis es tan reducido.

Como apunte final, con mención honorífica tenemos a la Policía Montada del DF, pues entre tanta manifestación sacaron a los caballos para tener más control de la situación. Pero resulta que se les escaparon y se volvió una persecución para capturarlo. El problema es que la policía no puede controlar a sus propios animales y encima quieren que esos animales controlen a sus caballos, pues así no se puede.

Commentarios

commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.