El idiota del pueblo: el Gobierno Federal

Después de varios días volvemos a retomar esta sección sobre lo peor de la política. En esta ocasión y para no variar, el gobierno federal se lleva las palmas por la captura del Chapo. Sí, lo peor fue capturar al Chapo, leyó bien. 

Resulta que más que un gran logro de la administración de Peña, la captura del capo más buscado del mundo sólo viene a demostrar que la DEA opera impunemente en el territorio nacional, aunque Murillo Karam diga que no es cierto, la neta es que los mismos gringos ya dijeron que gracias a ellos se pudo localizar al Chapo. Pero Murillo Karam sigue diciendo que no es cierto. Los gringos dicen que el trabajo de inteligencia realizado durante meses, años, por fin dieron resultado. Pero Murillo Karam dice que no es cierto. ¿A quien le creemos?

Y sí, no es casualidad que después de la captura del Chapo cientos de personas hayan salido a las calles para demandar su liberación inmediata. Unos dirán por supuesto que el narco ha comprado a todos, es cierto, pero el asunto va más allá del lugar común que algunos analistas dicen. Las manifestaciones se han dado porque el Chapo, por muy ojete que fuera, proveía de infraestructura a la población, les daba beneficios que el gobierno no les ofrece, ayuda a la comunidad. Tan simple como eso, ante la ausencia de gobierno, el narco se encarga de hacer la tarea. Obvio la gente prefiere a quien le da y no a quien le quita impuestos. La gente prefiere a quien construye escuelas, carreteras, que al gobierno que no hace más que enriquecer a sus funcionarios. La gente prefiere al Chapo porque “comparte” un poco (aunque la neta sea para lavar dinero), y no al gobierno porque son más ojetes que el mismo capo.

No, no estoy a favor de que lo liberen, antes de que hagan desmadres, pero hay que entender porque la idolatría de la gente por un delincuente, porqué la poca credibilidad al gobierno. Además de todo esto, la cultura del narco también se ha vuelto mainstream, narco tours al lugar donde lo capturaron, estilos de vida, sexo, mujeres y dinero, se vuelven una tentación muy jugosa para un gobierno ineficaz que no ha podido responder a los grandes problemas nacionales. Más allá de regodearnos por su captura, debemos preguntarnos porqué la gente no está del todo convencida, satisfecha y en algunos lugares hasta enojada por su captura. 

En fin, el idiota del pueblo de esta semana lo gana el gobierno federal no por la captura del Chapo, aplausos por eso, sino por la forma burda y vulgar de hacernos creer que todo va a mejorar, de decirnos que no hay intervención extranjera en asuntos nacionales aunque lo nieguen, por no poder manejar la situación a nivel social como deberían, por hacer enojar a la gente con la detención pues ellos mismos no han podido solucionar muchos problemas sociales. No es posible que tengan más respeto por un delincuente que por la propia autoridad, que se tenga más credibilidad en un capo que en un gobernador, que se confíe más en la palabra del Chapo que en la de cualquier político. d0a386ee9e7e6677b45a685437633de2_L

Commentarios

commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.