El estilo de la casa… Televisa

El monopolio de la (des)información volvió a hacer gala de su manipulación mediática cuando esta semana, en dos casos completamente distintos, se distinguió por mostrar la cara que miles de veces hemos visto, la del cinismo, esa que ha sido su sello distintivo a lo largo de varias décadas y que se niega a cambiar aun cuando la sociedad exige mejores contenidos.

El primer descaro fue dando una noticia a medias en su noticiario matutino, cuando entre los escándalos que surgen por las video grabaciones que ha dado a conocer el PAN sobre supuestos manejos indebidos de los recursos de la SEDESOL en Veracruz, el PRI contraatacó mostrando otros videos donde se escucha a Miguel Ángel Yunez diciendo que Carmen Aristegui es amiga, que trabaja para Vargas y que él es como un hermano. Situación que televisa y su lector de noticias matutino, Loret de Mola, no desperdiciaron para echarle tierra a Carmen, aludiendo que efectivamente durante esos meses, según su monitorio, no se habló absolutamente nada de Veracruz, tratando de dar a entender que el programa de Carmen Aristegui sí se vendió a Yunez y no lo tocó ni con el pétalo de una rosa. La noticia fue contada a medias, en un claro intento de desprestigiar a la periodista como revancha al caso de Narcotelevisa, cuando Aristegui sacó a relucir toda la porquería que impera en el monopolio. En fin.

Lo interesante es que la forma en la que presentó la nota es más que criticable, pues en otros audios, presentados precisamente por Carmen, se escucha la disculpa de Yunez mencionando que absolutamente nadie le da línea a Aristegui, algo que Loret de Mola no puede presumir, pues es claro quien tiene libertad de prensa y quien está al servicio de sus jefes. Otra cosa: ¿cuántos saldrían a la calle a respaldar a Loret de Mola o López Dóriga si los corrieran de televisa? ¿Cuántos salieron a apoyar a Aristegui cuando fue despedida? ¿Quién goza de mayor libertad, mayor prestigio y veracidad?

La segunda pifia, si se le puede llamar así, es precisamente en el conflicto de Rectoría de la UNAM donde un periodista de televisa, según él jugando, comenzó a mofarse de las demandas de los paristas, frente a cámaras, encapuchado, mostrando no sólo una falta de profesionalismo, sino incluso de tacto, pues hacerlo en pleno conflicto con los agraviados enfrente, o se es muy valiente o medio pendejo. Me inclino por la segunda.

Lo interesante de este otro asunto es que cuando llegan a reclamarle y exigirle respuestas, el periodista y sus colegas se ponen al brinco, no saben qué responder, se quedan callados sin tener argumentos para debatir, tratando de calmar la situación diciendo que es una broma. ¿Realmente se pueden hacer bromas de ese tipo en esa situación? Insisto, o muy valientes o muy pendejos. En el video sí se ve claramente que es una burla a las demandas, el problema fue el momento, el lugar, y por supuesto el medio, pues televisa de lo que menos puede presumir es de respeto a la ciudadanía y de credibilidad. ¡Que imbéciles los “reporteros”! Primero pegan y luego no se aguantan. ¡Que jotos “reporteros”!

Aquí la otra parte de la situación presentada por 24 Horas, cuando descubren la burla de este guey y no sabe qué hacer. Vean los rostros de los gueyes con chamarras de televisa quesque muy valientes y luego corren cual vil maricones. ¡Qué descaro!

Para desgracia de México sigue y seguirá siendo el monopolio informativo por muchos años más; sin embargo hoy es más claro que poco a poco pierden credibilidad si es que la seguían teniendo, que las redes sociales están en todas partes listas para contraatacar lo que quieren manipular y que cada día más gente se da cuenta de la realidad de este medio, que existen medios alternativos donde se muestra la verdad.

Commentarios

commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.