Ray Manzarek y un gran legado

Así es, Ray Manzarek falleció a los 74 años víctima de cáncer. El gran tecladista de The Doos siempre supo acoplarse a los caprichos del rey lagarto para componer clásicos del rock que son obligados para todas las generaciones, canciones que se han vuelto historia y un legado casi insuperable.

¿Quién no recuerda ese intro de light my fire el cual se volvió una oda a la belleza. O Whiskey bar donde el teclado lleva la parte pesada. Sin duda alguna un genio que a pesar de figurar después de Jim Morrison, un genio que supo mantener el nivel esperado, brillar por sí mismo y trascender más allá de The Doors.

Trabajó con artistas de la talla de Iggy Pop, Echo and the Bunnymen, Philip Glass entre otros, llevándolos a niveles superiores y creando atmósferas únicas. Por supuesto que el mundo musical no será el mismo, afortunadamente tenemos muchas rolas para llevar la pesadez. El mundo del rock vuelve a estar de luto, y sólo nos queda agradecer su legado el cual seguimos disfrutando muy seguido.

Tal vez el cielo se esté convirtiendo en un lugar mejor.

Commentarios

commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.