PELIGRO: “Televisión en Acción”

“Quien controla los medios, controla la cultura”
Allen Grinsberg

La Guillotina fue la máquina utilizada para aplicar la pena capital por decapitación en varios países europeos como Francia, Reino Unido, Bélgica, Suecia, Italia, la antigua República Federal de Alemania y en la antigua República Democrática de esta misma. Aunque esté asociada con la Revolución francesa de 1789, durante la cual se empezó a utilizar.

Así como la guillotina, la televisión en nuestra sociedad funciona de la misma manera, nos corta la cabeza, en otras palabras: las ideas, no somos capaces de pensar por nosotros mismos, estamos hipnotizados con el flujo de “información” que ahí nos presentan; la realidad disfrazada.

En México no tardo mucho en llegar este sistema de transmisión, ya que fuimos tan sólo el sexto país a nivel mundial con contar con este sistema, su objetivo; entretener, pero jamás nos imaginamos y mucho menos nos daríamos cuenta que se convertiría en un fenómeno social, cultural, político, y económico, además de que fuera el medio más poderoso, capaz de conquistar, persuadir y engañar a multitudes, en conjunto con los grandes capitalistas y las más altas esferas políticas.

La televisión es un medio de comunicación sumamente politizado. No es un sólo dueño, son varios socios y no es el único negocio que tienen, son los propietarios de las grandes empresas en México: son una clase social contraria al pueblo. Y nos tienen enajenados viendo televisión.

Su objetivo es el mismo; engañar, y como medio dominante son absolutos controladores del pueblo, mientras a nosotros nos pasan realitys shows, Mundiales y novelas que no son más que patrañas, son los perfectos distractores para no pensar, cuestionar y exigir nuestra libre expresión, justicia e igualdad.

Los noticieros en la televisión no cumplen con los mínimos requisitos de veracidad, objetividad y ponderación. Mienten, tergiversan la información y priorizan sus intereses políticos por encima de la verdad, “La Televisión en México, manipula la verdad”.

Desde el Movimiento del 68, pasando por la famosísima caída del sistema, el caso Paco Stanley, Colosio, la farsa del Teletón, la televisión ha sido cómplice y lo seguirá siendo sin duda.

Y si le sumamos que en nuestro país del Bicentenario y los 100 años de la Revolución, la educación no es un derecho de todos como dice la Constitución, que es de muy baja calidad, por que así lo dice el sistema y sólo es visto como un negocio (sino pregúntenle a Elba Esther), es obvio que a nuestros niños y jóvenes les resulte más práctico, didáctico y educativo ver Televisión que leer un libro.

Estoy de acuerdo que es casi nula la programación educativa en nuestra televisión abierta, y no todos tenemos las posibilidades de pagar por tener acceso a más canales, pero hoy en día, nuestra sociedad con apegos en los valores sociales, estereotipada y sumamente violenta, para mí solo es un pretexto y simplemente no queremos aprender y sencillamente nos da flojera.

Ya con la tecnología que tenemos propiamente “internet” otro medio interesantísimo para hablar de él, pero será en otra ocasión, tenemos acceso a todo tipo de información, así que no puede haber excusas de no poder llegar a ellos.

El punto es que no conocemos la palabra Libertad, simplemente la revolución mexicana hizo ricos a otros, pero no ha resuelto nada, a mi punto de vista, la represión sigue, y la televisión moderna es lo que es, sinónimo de represión.

¿Por qué aceptamos un sistema, en el cual tenemos las de perder?, si crees que es un utopía cambiar a México, ¿Walt Disney es tu realidad? O ¿La que a ellos les conviene que veas? yo soy de las pocas personas que forman parte de la Resistencia, y si la única manera de cambiar esto es una Revolución ahí estaré.

El Comandante Ernesto “Che” Guevara, mencionaba “Un Pueblo Ignorante es un Pueblo Fácil de Engañar”, dicen que lo dijo inspirándose en nosotros los mexicanos, más que una humillación o un insulto a mi país, me siento apenado, triste y con mucho coraje, porque tiene que venir un extranjero a despertar a mi pueblo, y me da más rabia que no hemos hecho el más mínimo intento y esfuerzo por cambiar las cosas.

Para concluir, al final del día, es cierto tú, yo y los más de 100 millones de mexicanos  elegimos que ver, que leer, que creer, no estoy diciendo que ya no se vea televisa o tv azteca, que sería lo ideal, simplemente darnos cuenta con qué fin dicen y hacen las cosas, quien es la persona que esta detrás de los hilos, “Al Pueblo Pan y Circo” y el pan ya se acabó.

Commentarios

commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.