Funcionario humilla a niño indígena

Sumándose a la oleada de funcionarios prepotentes pero carentes de cerebro, esta semana salió un video donde se muestra a Juan Diego López Jiménez, un pequeño animal que con un poquito de poder se enfrentó valientemente, como los hombres de a de veras, como un machín, como hombrecito, a un niño tzolzil de 10 años en el centro de Tabasco, porque estaba vendiendo CIGARROS. Resulta que Juan Diego, envalentonado por su puesto público, se sintió con la autoridad para quitarle la mercancía al niño, ROBARLE descaradamente tres cajetillas de cigarros y humillar al pobre tirándole todos sus dulces al suelo.

El video se subió a Youtube e inmediatamente causó la indignación de miles quienes exigían el cese de este funcionario ante la prepotencia que se mostraba pero sobretodo por humillar a un niño cuyo único delito fue intentar vender algo dignamente. Aunque el gobierno emitió un comunicado ante el embate ciudadano, y aunque ya despidieron a Juan Diego, queda todavía resolver si se actuará conforme a la ley, pues hubo un claro robo de mercancía, tres cajetillas de cigarro, proceso que deberá enfrentar como cualquier ciudadano si hiciera lo mismo.

Afortunadamente se pudo evidenciar el caso y esperemos que no quede en un simple despido. El empoderamiento ciudadano vuelve a hacer eco y esta vez las presiones sociales lograron que se hiciera justicia. Sinceramente, en estos tiempos de crisis y falta de trabajo, esperamos, de todo corazón, que Juan Diego no encuentre chamba y tenga que pasar por miles de trabas para poder volver a acomodarse. Que sienta en carne propia lo que sintió el niño, quien a propósito, estaba trabajando dignamente.

Commentarios

commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.