El idiota del pueblo: Televisa, el SAT Y Andrés Granier.

Hasta parece buffet. Esta semana lo peor de la política se lo llevan varios actores quienes con su despotismo, una falta de ética y escrúpulos y muy poca madre se ganan con creces el idiota del pueblo. Empecemos.

Resulta que después de una campaña intensa donde el SAT le recuerda a cada ciudadano que hay que pagar impuestos, que pagar impuestos nos conviene a todos, que si no pagas impuestos el país no va a mejorar y todas sus marranadas, decidió condonar, o sea perdonar, a Televisa la maravillosa cantidad de 3 mil millones de pesos, quesque porque han hecho bien las cosas y por educar al pueblo de México. Eso sí ha de costar mucho dinero. Efectivamente el SAT le recuerda a cada mexicano que los impuestos son una obligación de todo ciudadano y que gracias a los contribuyentes tenemos posibilidades de tener mejores carreteras, mejores calles, mejores servicios y esas cosas que sólo ellos ven. El problema radica que con la condonación a Televisa bien se podrían construir cientos de escuelas o algunos hospitales, pavimentar miles de calles, mejorar realmente los servicios y un sinfín de cosas que también se le han de estar ocurriendo. Sin embargo el descaro es más grande que la cantidad condonada y tanto el SAT como Televisa acordaron que el país puede subsistir con los impuestos de la prole, que ellos paguen, o sea nosotros.

Las campañas mediáticas del SAT las escuchamos hasta en la comida, se dan sus golpes de pecho “motivando” a la gente para que voluntariamente acuda a pagar lo que debe. Televisa por su parte sigue sacando sus spots de “tienes el valor o te vale” donde promulgan por una mejor sociedad igualitaria. Descaradamente se preocupan por el bienestar de los mexicanos y según ellos promueven la buena convivencia entre los que aquí vivimos. Pero por supuesto que con noticias como esta, lo que menos se piensa es en la justicia y en la igualdad. ¿A cuántos han metido a la cárcel por deber 10, 15 o 20 mil pesos? ¿Cuántos juicios han procedido por sumas ridículas? El delincuente evasor de (mínimos) impuestos debe de pagar con creces su delito mientras que estas empresas descaradamente se mofan de la autoridad. ¿Loret de Mola y Dóriga hablarán algo al respecto? Hasta la pregunta suena muy estúpida.

Por el otro lado tenemos a un personaje emblemático de la corrupción del país, Andrés Garnier, ex gobernador de Tabasco, quien esta semana alardeó que tiene como mil camisas, 400 pares de zapatos, 300 trajes y 400 pantalones, obvio todos de marcas prestigiadas y pos supuesto con costos algo elevados. En una mala noche de copas soltó la lengua y empezó a decir pendejada y media para quedar bien con quien sabe quien, para presumir que era muy chingoncito y que robó, perdón, tenía mucho dinero, que iba a Saks y que lo trataban como rey. Una muestra más de la prepotencia de estos tipos quienes sin recato alguno se mofan de la miseria de millones.

Cuando salieron las grabaciones por lo menos sí aceptó, como hombrecito (muy escasos en la política nacional) que se había equivocado, que como estaba pedo se le había soltado la lengua, que además no era cierto que tuviera esa cantidad de ropa, y que se sentía apenado por lo acontecido no sin antes tratar de solapar su pendejez diciendo que como tiene más de 60 años pues ya se le va el avión. Dirán los de 60 que la edad no va relacionada con la estupidez. Por obvias razones también no va a pasar nada, no habrá una investigación y nadie sabrá a ciencia cierta si tiene esa cantidad de ropa o es más, porque seguro no es menos. Nadie habrá de cuestionar al ex gobernador sobre sus bienes, sus coches, sus casas y todo lo que tenga porque simplemente eso no se hace, no hay autoridad que quiera aplicar la ley porque todos están inmiscuidos.

En fin, tenemos mucho para esta semana

Commentarios

commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.