El idiota del pueblo: SNTE

Creíamos que el idiota de esta semana sería un poco flojo, sin mucha carnita de donde rascarle, y el título se lo iba a llevar un diputadete cuyo nombre ni nos acordamos quien a la nueva usanza priista no había leído tres libros. Pero afortunadamente salió la noticia de la detención de Elba Esther Gordillo e inmediatamente nos vino, como caído del cielo, el personaje de esta semana, que aunque no es personaje en sí si representa de lo peor del país. Nos referimos al Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, el SNTE.

¿y por qué el SNTE? Simple. Después de la noticia de la detención de su líder, inmediatamente se comenzaron a reunir los agremiados para ver qué planes hacer como protesta a favor de su lideresa sindical, esa que seguramente les ha dado todo y maneja sus cuentas con tanta transparencia que le creen que se puede dar esa vida de lujos con el mísero salario de un maestro. Si, esos que ganan menos de 10 mil pesos al mes son los que van a defender a quien gasta más de 2000 dólares en un día en una tienda de lujo. Esos que son utilizados como botín político, como carne de cañón, son los que una vez más van a salir a las calles para exigir justicia y pedir la liberación de la líder.

Los achichincles de la maestra por supuesto que están preocupados por lo que les va a pasar, pues seguramente también tienen mucha cola que les pisen, y en este caso es muy comprensible que salgan a defender a quien los ha vuelto ricos. Pero en el caso de la mayoría de los agremiados cuya situación es muy precaria, cuyas condiciones de trabajo son paupérrimas, ¿qué les ha dado la maestra como para desvivirse por defenderla? En estos momentos deben de estar reunidos pensando en cómo van a exigir justicia para alguien que no los pela, para una persona déspota cuyos discursos al estilo de Miguel Ángel Cornejo los ha dejado perplejos; y en el supuesto que salga libre, ¿Cuántos van a recibirla como mártir, como heroína? Miles.
¿Será que los mismos agremiados del SNTE no sabían los malos manejos de la maestra, su riqueza desmedida, sus lujos? Si no lo sabían nos enfrentamos a una ignorancia y falta de visión grave, la cual se traduce en los niveles educativos que enfrentamos en estos momentos. Si no sabían de las corruptelas de su líder nos enfrentamos a maestros miopes, con falta de preparación y poco críticos. Si sí lo sabían estamos sumergidos en complicidades absolutas.
En fin, la culpa no es del indio, defender lo indefendible sólo puede ocurrírsele a quien quiere seguir sufriendo. El idiota del pueblo lo tiene bien ganado el SNTE.

Commentarios

commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.