El idiota del pueblo: Punta Mita

Esta semana el idiota del pueblo se lo vuelve a llevar un personaje que pareciera hace todo por quedar mal ante la opinión pública, pues entre declaraciones y actitudes, sólo nos demuestra que tiene bien merecido el mote.

Por supuesto estamos hablando, otra vez, de Enrique Peña Nieto, quien después de declarar 3 días de luto nacional por la catástrofe en PEMEX, cómodamente decidió irse de puente a Punta Mita para despejarse de tanto trabajo que ha tenido los últimos dos meses. Y es que desde el viernes pasado, apenas un día después del trágico incidente, el periódico Reforma publicó que el presidente se encontraba pasando el puente con su familia en una lujosa zona de Nayarit. Por supuesto que tiene derecho a descansar, quien, después de dos meses de arduo trabajo no se siente agobiado, pero hacerlo en plena crisis nacional, con decenas de muertos y centenares de heridos, es una reverenda falta de respeto.

Por supuesto que las redes sociales que nada perdonan dieron cuenta del hecho, lo que provocó, según algunos tuiteros, que Peña se regresara el sábado para “supervisar” las obras de rescate. Sin embargo esas mismas fuentes tuiteras aclararon que gelboy regresó para terminar de descansar lo que ansiaba con tantas ganas.

Como en múltiples ocasiones no faltó el defensor de los pobres arguyendo que el presidente también es humano y merece vacaciones, que es como cualquier otra persona y se cansa; incluso algunos comentarios sacaron a relucir a AMLO como si tuviera vela en el entierro, qué tiene que ver una cosa con la otra? Claro que Peña es humano, pero no como cualquier otro (por lo menos no como su servidor), siendo presidente de la república no podemos darle el mote de cualquier persona; es el principal encargado de la política interna del país y de lo que suceda. Si fuera como cualquier persona no estaría en ese puesto ni tendría las obligaciones que eso conlleva. Simplemente el sueldo asignado por sus funciones rebasan, con creces, el promedio del sueldo mexicano. Los defensores de los pobres sinceramente se pueden ir a besarle el culo a otra persona.

En fin, después de la tragedia dicen que viene la calma, y como toda noticia la de Peña en Punta Mita pasó al olvido. Sin embargo, por la desfachatez, el valemadrismo y la insensibilidad, el idiota del pueblo lo vuelve a ganar quien seguramente volverá a relucir en esta sección.

Commentarios

commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.