El idiota del pueblo: Los ilustres diputados

Sí, sabemos que es un pleonasmo decir diputado=idiota pero ante esta situación no nos queda más que reafirmar porqué estos gueyes se siguen ganando este tipo de motes, además de los de parásitos, zánganos, huevones, lamebotas, y un sinfín de etcéteras.

El sitio web http://aristeguinoticias.com difundió una noticia que parece kafkiana, recordando al escritor nacido hace 130 años, donde informa que los flamantes diputados, entre todos los pendientes que tienen, ante la ola de problemas que hay en el país, con elecciones estatales en puerta y el conflicto postelectoral que se avecina, están discutiendo un tema tan trascendental para el país como la mismísima reforma energética, más importante que la reforma en telecomunicaciones, es más, más fundamental para el desarrollo nacional que la reforma laboral: están discutiendo que chingados van a comer en la cámara de diputadetes. Así como lo lee, están batallando cual chachas qué restaurante debería quedarse con la concesión para operar en San Lázaro. ¡Hazme el fabrón cabor!

Un tema que les tiene preocupados considerando que muchos de ellos sólo tragan y cagan, y como es una función vital para ejercer sus “funciones” y “trabajar” como deben, pues es trascendental saber quién los va a alimentar. ¿Apoco usted no está preocupado por saber que va a comer esta semana con el sueldo que tiene? Así están estos mojones, preocupados por ver quién los va a seguir engordando, poniéndolos marranitos para así “legislar” como deben. Se acuerdan de la novela “Rebelión en la Granja” donde los puercos sólo están preocupados por tener lo mejor en bebidas y comidas, pues el escenario nacional está peor, pues en la novela sólo había unos cuantos puercos, mientras que en San Lázaro son más de 500 considerando asesores y secretari@s.

Algunos de estos animales dirán que están viendo quien les da más barato, quien tiene el mejor servicio, están viendo dónde van a ahorrar y esas madres que siempre dicen (porque nunca se les ocurren otras cosas); obvio se van a justificar diciendo que el restaurante tal cobraba mucho y que era un gasto para la nación, y que con este se van a ahorrar millones de pesos y estas cosas, pero ¿apoco a usted se le ve retribuido en la cartera este tipo de decisiones?, y luego se ofenden cuando alguien les dice sus verdades.

Entre los contendientes por quedarse con la concesión hay restaurantes que ofrecen venado y langosta, platillos que seguramente reducirán el gasto diario en la cámara y que usted consume por lo menos una vez a la semana, sabe cuánto cuesta y es de la canasta básica. Seguramente hay otros restaurantes que les están ofreciendo tacos y quesadillas, pero como eso es de proles, de nacos, de pobres jodidos, pues ya lo desecharon, porque eso no es digno de los representantes populares emanados de los deseos ciudadanos. Porque el ¡pueblo siempre es primero!

En fin, el idiota del pueblo de la semana lo ganan con creces, en standing ovation, o sea de pie, los diputadetes por ser dignos representantes de la nación, por anteponer TODO para el beneficio nacional, por buscar soluciones reales a los problemas que tenemos y por supuesto, por ser tan buen pedo que van a escoger el que les de langosta más chiquita, para no mancharse con la prole que les paga sus sueldos. Bien por ellos.

Como nota final: creíamos que Margarita Arellanes, la que le dio las llaves de la Ciudad a Dios era de lo más ridículo del año, pero estos gueyes compiten seriamente por ganarle, y con creces.

Commentarios

commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.