El idiota del pueblo: El PAN

Como si fuera buffet, la camada mocha de doble moral se lució esta semana con una serie de eventos patéticos que solamente los colocan como una caricatura política de ellos mismos, y eso es mucho que decir.

Empezando por un panista distinguido, de clase, inteligente como Luis Alberto Villarreal García, coordinador de los diputados panistas, salió esta semana en el periódico Reforma que dicho personaje les pedía una “mochada” a algunos alcaldes a cambio de presupuesto para sus comunidades. Por supuesto que la nota levantó mucha urticaria no sólo entre los azules, sino en toda la comunidad política y algunos sectores sociales. Y lo que pasa es que hasta parece secreto a voces las movidas que TODOS los diputados hacen con tal de llevarse un poquito más de dinero a sus pobres viviendas, digo, con lo que ganan, apenas y les alcanza para comer. Por obvias razones Villarreal García salió al quite a desmentir las acusaciones y exigió se aclare el caso además de levantar denuncias, hacer conferencias de prensa y todas esas mariconerías que nos tienen acostumbrados. Lo único que sí nos queda claro es que NADIE de los 500 que están ahí cobrando son blancas ovejas como siempre nos han querido decir.

Además de este pequeño asunto, la semana pasada la señora, mujer, hembra, femenina, Josefina Vázquez Mota, denunció que el PAN había dejado de ser lo que era, ético y serio (¿neta?, no mames, ¿serio y ético, es neta esto?, ¿con Molinar Horcasitas ahí metido, ético?) y que una bola de calañas lo tenían secuestrado, que no era posible seguir con un partido tan indispensable para la política nacional de esta forma y se lanzó con todo en contra del tal Madero, por ser el artífice de la debacle panista. La señora, mujer, hembra, fémina Vázquez Mota, que es mujer (por si no les quedó claro en campaña) levantó la voz y muy firme, dijo que el partido tenía que reconstruirse, cambiar a los tiempos modernos, escuchar a la ciudadanía, bla bla bla, en resumen, lo que siempre dicen. Lo que se demostró es lo que ya sabíamos, que el PAN sirve para dos cosas: cagarla cuando llega al poder, y ser el perrito del PRI cuando no está en la silla. Definitivamente es un partido indispensable para México.

La cereza en el pastel. La señora hermana del chaparrito pelón de lentes que se encargó de pintar de rojo al país, declaró la semana pasada que un grupo de “representantes” de los Caballeros Templarios habían entrado a la cámara de senadores y se habían entrevistado con algunos mafiosos, perdón, senadores pulcros. Una vez más el PAN y sus representantes estuvieron en el ojo del huracán, pues si bien es cierto, aunque sin pruebas de ello, que muchos políticos tienen claros nexos con el narco, el que hayan entrado hasta la cámara es una señal de “no mames”, ya llegaron a lo más alto, sin descaro. “Cocoa” Calderón dijo que la “reunión” entre mafiosos, perdón, ciudadanos distinguidos, se había dado hace algunas semanas, pero pues como que le dio hueva denunciar y sólo lo dijo en una entrevista radiofónica, algo que una legisladora comprometida con la legalidad y las instituciones consideró más adecuado.

Pero además resulta que esta misma semana, “La Tuta”, otro personaje de los malos, sacó un video donde dice que la señora senadora Calderón fue la que los buscó en campaña. La señora Calderón se rete enojó y salió a declarar que eso era falso; ¿Qué esperaba decir, que sí eran sus cuates? ¡Qué pendejada! El otro güey del PAN, Madero, también salió al quite y defendió a su senadora argumentando que no se podía creer en la palabra de un delincuente, lo que nos lleva a preguntarnos ¿a qué delincuente se refería? Como si ellos no dijeran mentiras y sólo los malos carecen de moral, Madero dijo que se tenía que creer más en la palabra de Cocoa que en la de La Tuta, porque ella era legisladora y el otro un narco, o sea, hay que creerles a los senadores nomás porque son senadores y ellos no hacen llorar al niño Dios diciendo mentiras; una vez más, ¡que no mame!

En fin, esta semana el PAN se lució y demuestra que su lugar siempre ha sido segundón, detrás del PRI, ubicado estratégicamente para besarle el culo y hacerle los mandados.

Como apunte final, otra vez Madero declaró, con respecto a la salida del PRD del Pacto Por México, que la izquierda se salió porque no querían aprobar la reforma energética. ¿Es en serio que le pagan a este animal por decir lo obvio? Seguro lo analizó durante toda la noche, meditando arduamente. Bien por su capacidad de análisis, un aplauso.

Commentarios

commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.