Pages Navigation Menu

Avance H1Z1, Sony se apunta a la moda de la supervivencia zombi

Avance H1Z1, Sony se apunta a la moda de la supervivencia zombi

Los zombis están protagonizando una moda que va camino de ser eterna gracias a que por muy estúpidos y feos que sean nunca nos cansamos de ellos. Ya a finales de los noventa pisaron con fuerza en el terreno de los videojuegos con la saga Resident Evil, y ahora no se bajan del carro de lo más Top gracias a títulos como Deadlight, Dead Nation, Dead Island, Plants vs Zombies, State of Decay, Dead Rising, el modo zombie de los Call of Duty y, por encima de todos, un DayZ que ha sabido convertir la mezcla de zombis y supervivencia en un nuevo fenómeno por sí mismo buscando ser imitado por otros tantos estudios y compañías.

Por supuesto en Sony Online no se iban a quedar atrás, por lo que se han sacado de la manga un H1Z1 que busca llevar la experiencia del apocalipsis zombi a PC yPlaysation 4 en una fecha aún por determinar. La idea básica es situar al jugador en un mundo hostil y darle las suficientes herramientas como para que pueda valerse por sí mismo. Y cuando decimos ‘las suficientes’ nos referimos a las más básicas y fundamentales, a la capacidad para que sean ellos mismos los que luchen día a día por sobrevivir.

Sin ejércitos, sin policía, sin superhéroes. En H1Z1 estarás tú contra el mundo. Contra un entorno que puede matarte, contra unos zombis que buscan comerte. Contra otros jugadores que pueden ver en ti la posibilidad de reforzar su posición ya sea con tu ayuda o a tu costa. ¿Estás preparado?

 

Sí, puede que todo lo que hemos escrito en los dos párrafos anteriores difiera poco de lo que ya puede verse en la fase alpha de DayZ, y eso es algo que puede jugar tanto a favor de Sony como en contra, más aún si tenemos en cuenta que la compañía nipona ha conseguido que Dean Hall prepare una versión de su exitoso juego para Playstation 4. Por lo tanto, ¿qué incentivos puede tener H1Z1 para captar la atención del jugador sobre DayZ? Pues su modelo de negocio, dado que llegará al mercado en formato free to play. En otras palabras, descargar y jugar.

No vamos a entrar al trapo en la polémica sobre si es mejor un juego con un modelo de distribución tradicional o uno que puede ser descargado de forma gratuita para después ofrecer beneficios a los jugadores mediante micropagos con dinero real dado que por el momento no se sabe nada de cómo funcionará H1Z1 en ese sentido. No sabemos si puede convertirse en un pay to win, aunque es una idea que asusta y mucho a los jugadores.

El motivo es simple. Se trata de una experiencia en la que la diferencia entre morir o seguir viviendo puede residir en contar o no contar con una bala más en la recámara, madera para encender una hoguera o un refugio en el que cobijarse. Y dado que la gran mayoría de los ítems del juego podrán ser fabricados por el propio jugador siempre y cuando cuente con los ingredientes necesarios, muchos temen que H1Z1 pueda convertirse en carnaza de micropagos. Es decir, que cualquiera pueda conseguir mejores ítems con tan sólo pagar, esforzándose la mitad que el resto de los jugadores.

H1Z1

 

Pero lo dicho, todo lo que se comente en este campo es pura especulación, así que vamos a centrarnos en la propia experiencia de juego. Su idea central, como en DayZ, es la de sumergirnos en un mundo abierto realmente hostil con una libertad total de acción que nos permitirá ir de un sitio a otro tomando las decisiones que creamos oportunas. Por supuesto la muerte puede llegarnos en cualquier momento y de varias formas, ya sea devorado por un grupo de zombis, desangrados por una herida abierta, deshidratados por no beber lo suficiente, por enfermedad para la que no tenemos medicinas o por un disparo de cualquier otro jugador.

De momento no se sabe si podremos formar grandes clanes para defendernos en grupo, aunque sí que podemos adelantar que tendremos libertad para ir por libre o bien para aliarnos con otros jugadores pudiendo crear refugios más seguros. Colaborar por lo tanto podría ser la mejor opción para sobrevivir, dado que tendremos mayor facilidad para defendernos y reunir diferentes recursos.

La economía como tal girará en torno al trueque, por lo que no existirá moneda y el precio de nuestros objetos será el que nosotros decidamos en cada momento, algo que suena la mar de interesante teniendo en cuenta que ciertas situaciones de aguda necesidad podrían forzarnos a deshacernos de objetos realmente valiosos de forma prematura para obtener comida, vendas o medicinas.

Desde Sony tantean la posibilidad de ofrecer distintas formas de jugar según el servidor al que accedamos. Por ejemplo podrían llegar a habilitar uno para los recién llegados o para aquellos que busquen una experiencia menos exigente y más directa, mientras que los jugadores que busquen de una mayor dificultad, de una experiencia de supervivencia realista, podría acceder a otro servidor. De esta forma las normas básicas cambian: en el primero regresaríamos sin más después de morir; mientras que en el segundo desapareceríamos y tendríamos que volver a empezar de cero, dejando que nuestros vienes sean saqueados y nuestro refugio aprovechado por otro jugador o bien destruido por el paso y la inclemencia del tiempo.

H1Z1

En definitiva creemos que H1Z1 tiene armas suficientes como para convertirse en uno de los free to play más populares del futuro próximo próximo. Su economía, la libertad puesta en manos del usuario, la sensación constante de agobio e incertidumbre ante lo que pueda pasar, las relaciones con el resto de jugadores, la posibilidad de crear mil y un objetos y un largo etcétera son cosas que pueden funcionar sobradamente bien.

Eso sí, triunfará siempre y cuando sepa jugar estas cartas ofreciendo un sistema demicrotransacciones poco o nada abusivo. De cómo gestionen desde Sony Online este tema dependerá que los jugadores vean en él una experiencia enriquecedora y de futuro o un mero sacacuartos. Por lo demás tampoco es que parezca ofrecer nada demasiado diferente a lo que ofrecerá DayZ, título que debería llegar al mercado antes que este, pero como decimos, cuenta con la gran baza de ser gratis. Y lo gratis si es bueno siempre sabe mejor.

Vía: eldiario

Commentarios

commentarios

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>