World War Z

Durante décadas los zombies han sido tema de interés para un grupo cada día más amplio de personas. Hoy día incluso hay desfiles zombies donde miles de muertos vivientes salen a las calles simplemente a marchar. Las historias que se han contado se cuentan al por mayor y lo que se pensaría era una moda hace algunos años hoy no solo se comprueba que es más que eso, sino que reafirma su carácter de algo duradero.

Guerra Mundial Z se une a las cientos de películas del género pero con una característica un poco diferente: es una de las pocas películas cuyo actor principal es una ícono de Hollywood; las películas de zombies generalmente están protagonizadas por actores poco conocidos y con presupuestos un tanto limitados (con sus muy honrosas excepciones), pero Guerra Mundial Z tiene (o eso aparenta) un presupuesto grande que logra poner el género al más alto nivel cinematográfico. Nótese que no hemos empezado a hablar de la trama, concentrémonos en la producción la cual merece toda la atención por la complejidad que esto conlleva.

Si, la producción es impresionante, los escenarios son complejos y caracterizar a tantos actores requiere de un gran esfuerzo. Nunca antes habíamos visto en películas de zombies una verdadera batalla por la supervivencia, pues los argumentos se centran en un pequeño grupo de sobrevivientes tratando de no ser devorados, más nunca apreciamos qué está ocurriendo en otras partes del mundo. En otras palabras, el argumento queda reducido a una sola parte del mundo. Guerra Mundial Z lleva el tema a algo épico, a una verdadera pandemia donde todos los países buscan sus propios métodos para sobrevivir, se ve realmente una guerra contra ejército de muertos vivientes. Se ve la evolución en todo el mundo, se ve cómo los distintos actores intentas entender el fenómeno. No estoy diciendo que las demás películas sean malas, simplemente Guerra Mundial Z refleja lo que las demás nunca pudieron hacer: mostrar el verdadero apocalipsis que nunca habíamos podido ver.

La historia está muy lejos del libro, y el argumento se centra en encontrar la cura para esta enfermedad. Mientras que el libro relata lo que sucedió después de la guerra, la película se centra en lo que ocurre antes. El libro explica los porqués de esta pandemia, la película empieza a comprender cómo ocurrió. Tal vez el argumento no sea el mejor, pero ¿qué película de zombies tiene un argumento diferente? La premisa puede ser muy sencilla, un hombre que tiene que encontrar la cura para salvar a la humanidad y de paso a su familia; para esto tendrá que pasar por diferentes problemas los cuales se irán complicando cada vez más hasta llegar a la resolución del conflicto. Nada nuevo bajo el sol. Lo interesante es la forma en contar la misma historia y Guerra Mundial Z lo hace decentemente.

Aunque es una película de zombies (¿ya lo había dicho?), no se abusa de este recurso aun cuando se presentan a estos entes como pocas veces lo habíamos visto. Tal vez se abusa un poco de los movimientos exagerados de la cámara pero sirven muy bien para acrecentar la adrenalina que vemos en pantalla, ediciones de corte directo hacen todavía más rápida la acción la cual, en casi toda la película, no cae. Las secuencias de acción creo bien valen la pena.

Finalmente, Guerra Mundial Z es un buen intento por explotar el best seller de Max Brooks, no es la mejor película de zombies pero tampoco creo que sea una porquería como algunos la han calificado. Solamente nos queda ver si el final se deja abierto para una segunda parte o es la precuela del libro para entender mejor lo que realmente sucedió.

Aunque seguro ya vieron el trailer, se los vuelvo a poner, por si las dudas.

Commentarios

commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.